TUS PALABRASSE LES QUEDAN

Debes hablarle a la gente joven en tu vida sobre la marihuana, su efecto en la salud y las consecuencias de su uso en menores de edad. Sin importar si eres padre, madre, maestro o entrenador, es importante recordar que tus palabras se les quedan. Los jóvenes tienen menos probabilidad de usar marihuana cuando tienen adultos y padres que les brinden apoyo en sus vidas, por lo que es tan importante hablar con ellos sobre marihuana, ya que tus palabras pueden ayudarle a decidir su futuro.

BUENAS CONVERSACIONESLLEVAN A DECISIONES SALUDABLES

Empieza a hablar con ellos hoy mismo.

No siempre es posible planear una conversación sobre marihuana y está bien. Es fácil olvidar qué tanto tus palabras se les quedan a los jóvenes, de modo que empieza a hablar con ellos y si tienes que retomar la conversación en otra oportunidad, ellos te prestarán atención. Hablar con un niño o una niña de 9 años es muy diferente que hablar con alguien de 18 años, así que visita Speak Now Colorado para encontrar consejos sobre cómo empezar a conversar con los jóvenes sobre marihuana y otras sustancias. Encuentra el momento que sea conveniente para ambos, para empezar a hablar sobre el tema, de modo que tengan tiempo para abordar preguntas y respuestas. 

Déjales saber lo que piensas.

Tus palabras sí hacen la diferencia. Los jóvenes que saben que estás en contra del uso de marihuana en menores de edad tienen cuatro veces menos probabilidad de usarla, así que sigue estos consejos y empieza a conversar con ellos ahora:

  • Establece reglas. Crea reglas claras relacionadas con marihuana y cúmplelas. Comunicar a tu hijo(a) lo que va a pasar si no cumple las reglas, va a causar que esté más inclinado(a) a tomar decisiones responsables. Las familias que tienen reglas claras sobre el alcohol y las drogas tienen menos probabilidades de consumir marihuana que aquellas sin reglas claras.

  • Sé una persona que escucha con atención. Asegúrate de no interrumpir o hablar de manera desdeñosa a tu hijo(a). Cuando escuchas a los jóvenes, hay más posibilidades de que escuchen lo que tienes para decir.
  • Enfócate en las cosas buenas. Motiva a los jóvenes a que tomen decisiones que les ayude a lograr sus metas y explícales cómo la marihuana puede ser un obstáculo para alcanzar esos objetivos
  • Conoce más. Usa esta página como recurso para que te sientas cómodo(a) explicando los efectos legales y en la salud del uso de marihuana en menores de edad. Los jóvenes quieren saber los hechos y tener la oportunidad de tomar su propia decisión. 
  • Recuérdales que la mayoría de sus amigos escogen no usarla. Uno de los datos más significativos es que 4 de cada 5 jóvenes en la escuela prepatoria toman la decisión de no usar marihuana. No todo el mundo la está usando.

  • Comparte con ellos tus opiniones. Incluso si usas marihuana, dile a tu hijo(a) qué piensas de que los menores de edad usen marihuana. Si tienes una mente abierta hacia el tema, puedes ser claro(a) sobre por qué usas marihuana y por qué piensas que él o ella no debería usarla. Recuerda que tus palabras se les quedan y los jóvenes que saben que estás en contra del uso de marihuana en menores, tienen 4 veces menos probabilidad de usarla.  
  • Mantén vigente el tema de esta conversación. La primera conversación no debe ser la única conversación. Sus amigos, intereses y actividades están cambiando todo el tiempo, así que es importante hablar con frecuencia sobre cómo la marihuana puede afectar su vida.

Cómo pueden empezar la conversación los maestros, entrenadores y familiares.

No se trata solo de una conversación sobre la marihuana, es una conversación sobre lo que los jóvenes necesitan para salir adelante y lo que puede ser un obstáculo para lograrlo. La gente joven presta atención a lo que tú les dices y al ejemplo que das con tus acciones. No tienes que ser padre o madre para influir en ellos. Empieza a hablar sobre el tema de la marihuana con la ayuda de estos consejos:

  • Las personas que sirven de ejemplo deben ser responsables. Recuérdales que ellos son ejemplos a seguir para sus compañeros, estudiantes jóvenes, hermanos y hermanas. 

  • No cumplir con las reglas tiene consecuencias. Remarca el hecho que incumplir las reglas de la escuela tiene consecuencias. Pueden ser suspendidos, expulsados o sacados de un equipo. Fuera de la escuela, puede que incluso tengan que ir a sesiones de consejería de drogas o ser enjuiciados.

  • Afecta la escuela y actividades de la escuela. Haz énfasis en el hecho de que los adolescentes que usan marihuana con regularidad pueden tener problemas de aprendizaje, con la memoria y puntajes más bajos en matemáticas y lectura. También afecta la capacidad de aprender nuevas habilidades y afecta su desempeño y coordinación atléticos. 
  • Los sueños de ir a la universidad pueden ser destruidos. Los estudiantes menores de edad que usan marihuana en la escuela prepatoria y reciben un DUI o un MIP (cargo de un menor en posesión de drogas) pueden arruinar sus posibilidades de obtener ayuda financiera para la universidad. Habla con los estudiantes que planean participar en deportes a nivel universitario o con aquellos que quieren ir a la universidad y déjales saber que podrían poner estos sueños en grave riesgo.
  • Averigua qué saben los adolescentes sobre marihuana. La inhalación de vapor y los comestibles de marihuana hacen que sea más fácil esconder marihuana en la escuela. Infórmate sobre las diferentes maneras en que los jóvenes pueden usar marihuana de modo que sepas que tipo de productos debes estar buscando. 
  • Encuentra el momento adecuado. Cuando el tema de una discusión con estudiantes, las noticias o eventos locales se trate de marihuana, aprovecha ese momento para empezar la conversación. Habla sobre la marihuana en el contexto de sus metas personales. Cuando ayudes a un estudiante o a un atleta a preparar su próximo juego, el próximo examen o su futuro, háblale sobre cómo las decisiones que tome van a tener influencia en sus oportunidades y cómo el uso de marihuana en menores de edad no vale la pena.

CONOCER LOS EFECTOS SIGNIFICA QUE TÚ SABES CÓMO LES PUEDE AFECTAR

Mientras más comprendas cómo la marihuana puede afectar la salud de los jóvenes, más fácil podrás hablarles con palabras que se les queden.

DESARROLLO DEL CEREBRO

DESARROLLO DEL CEREBRO

La marihuana les puede afectar el cerebro, aún en desarrollo

El cerebro de los adolescentes está en un estado de constante desarrollo y los estudios han mostrado que el cerebro no se desarrolla completamente hasta los 25 años. La marihuana puede tener un efecto negativo en el desarrollo de su cerebro. Para que los jóvenes tengan la mejor oportunidad de alcanzar todo su potencial, ayúdeles a entender por qué no deben usar marihuana cuando son menores de edad.

APRENDIZAJE Y LA MEMORIA

APRENDIZAJE Y LA MEMORIA

La marihuana puede dificultar el aprendizaje

El uso regular de marihuana en menores de edad les puede afectar la capacidad en que aprenden y recuerdan cosas. Los jóvenes que usan marihuana con regularidad también han mostrado tener puntajes más bajos en matemáticas y lectura. El efecto de la marihuana en el cerebro puede durar semanas después de haber dejado de usarla.

ADICCIÓN

ADICCIÓN

Es adictiva

Si un joven empieza a usar marihuana a una edad temprana, le puede resultar más difícil dejarla. Los jóvenes que empiezan a usar marihuana, alcohol u otras drogas, incluso a veces, puede ser más probable que continúen usándola más adelante. Recuerda que tus palabras pueden ayudar a definir su futuro.

DESEMPEÑO FÍSICO

DESEMPEÑO FÍSICO

La marihuana puede afectar el desempeño físico y atlético

El humo de la marihuana tiene los mismos químicos que el humo del tabaco, el cual no es saludable para los pulmones. Esto significa que puede ser más difícil para una persona joven respirar y participar en actividades físicas. La marihuana puede tener efecto en la capacidad de un adolescente de aprender nuevas habilidades, incluso si han pasado semanas desde que él o ella usaron marihuana. También puede afectar la coordinación, lo que significa, que puede afectar la capacidad de un joven de participar en todo, desde jugar deportes hasta tocar música.

AYÚDALES A SER RESPONSABLES DE SU FUTURO

El uso de la marihuana en menores de edad trae consecuencias que pueden ser un obstáculo en los planes y metas de una persona joven, como ir a la universidad, conseguir un trabajo o ser parte de un club después de la escuela. Entender cómo la marihuana puede afectarles el futuro, te ayuda a tener una conversación con más impacto.

Los jóvenes no quieren que tú pierdas la confianza que tienes en ellos.
Los jóvenes no quieren que tú pierdas la confianza que tienes en ellos.

Es importante decir a tus hijos qué piensas sobre el uso de marihuana en menores de edad y que habrá consecuencias si ellos deciden usarla. Los jóvenes quieren ganarse tu confianza porque puede traerles más libertad como privilegios de manejar y quedarse con amigos. Pero si ellos rompen su confianza, puede significar perder esas libertades, lo que es algo que una persona joven no quiere. 

Puede hacer que los expulse del equipo, club u otras actividades
Puede hacer que los expulse del equipo, club u otras actividades

Si un joven es sorprendido usando marihuana, puede tener problemas en la escuela. Esto significa que lo pueden sacar de equipos de deportes u otras actividades, suspenderlo, expulsarlo o enviarlo a sesiones de consejería por drogas. Los padres, entrenadores y maestros tienen la responsabilidad de hablar con los jóvenes sobre el uso de marihuana en menores de edad.

Ellos pueden meterse en problemas con la ley.
Ellos pueden meterse en problemas con la ley.

Si alguien menor de 21 años es sorprendido con marihuana, puede ser acusado de ser un menor en posesión de drogas (MIP). Es importante dejarle saber a los jóvenes que ser acusado de MIP también significa que reciben multas, suspensión de la licencia de manejar, pérdida de ayuda financiera y cargos por delito menor o delito grave. Si son sorprendidos usando marihuana en la escuela, pueden ser reportados a la policía local y pueden ser arrestados. Es importante tener en cuenta que los jóvenes a los que legalmente se les receta marihuana médica están protegidos de consecuencias legales.

Puede significar menos dinero para ir a la universidad.
Puede significar menos dinero para ir a la universidad.

Muchos adolescentes se esfuerzan bastante para obtener ayuda financiera para ir a la universidad. Los cargos por delitos relacionados con marihuana, incluyendo el de menor en posesión de drogas (MIP) puede quitarles en un instante por lo que ellos han trabajado tanto. Esto se debe a que los cargos MIP pueden resultar en la pérdida de ayuda financiera federal para la universidad, incluyendo los préstamos Perkins, las subvenciones Grants, las subvenciones para oportunidades suplementarias de educación, préstamos PLUS y programas de estudio con trabajo. Incluso cuando todavía no están pensando en la universidad o tienen otros planes en mente después de la escuela, recuérdales que nunca vale la pena meterse en problemas por marihuana. 

Les puede costar el trabajo.
Les puede costar el trabajo.

Sin importar la edad, muchos empleadores no permiten que sus empleados usen marihuana. Esto puede significar perder un trabajo y la libertad que trae ganar dinero. Asegúrate de que ellos entienden la importancia de acumular buenas referencias y de no dejar que la marihuana les quite lo que les puede ayudar.